Sin límites


"Sin límites" Una película que me habían recomendado varias veces pero hasta el otro día que la pillé por ahí no la vi.
Esta película del 2011 constituye una idea principal que es la de potenciar el cerebro con una droga bajo la creencia de que solo usamos el 20% de la capacidad de nuestro cerebro. El protagonista (que lleva una vida de mierda) se cruza con su excuñado y le dice algo como "Eh, tío, tengo la solución a todos tus problemas" Le da una droga y esta hace que se vuelva "ultralistísimo", obviamente con efectos secundarios, como toda droga. Si no, no habría gracia en la película.
Tiene un buen componente técnico, un efecto de traveling-zoom infinito que me ha hecho quedarme un rato pensando: ¿Cómo coño se hace eso? y me ha parecido bastante guay además del toque de cambio de color cuando se toma la droga y cuando no (colores más vivos, colores más apagados).
Actualmente existe una serie en HBO con el mismo nombre y producida y protagonizada por Bradley Cooper, la cual fue cancelada tras la primera temporada
La película está entretenida, para echar un rato, pero me ha hecho pensar, y como he visto en mi perfil de facebook que os gusta más las críticas sociales que las películas, pues he decidido que, como siempre se  me viene a la cabeza alguna crítica más allá de lo que veo, aprovecharlo y soltarlo (no olvidemos que el cine es un medio de expresión y como tal comunica cosas, no solo son fotografías que se mueven y que tienen algo de "musiquita", aunque algunas solo es entretenimiento, efectos especiales y ya está)
Hablamos de pseudociencia y de la creencia de que tenemos una capacidad que no estamos aprovechando de nuestro cerebro, de que podemos ir más allá y que lo que vivimos y hacemos es solo una nimia parte de lo que podríamos hacer con nuestro músculo que se halla dentro del cráneo.
La creencia de que usamos el 20% de la capacidad cerebral es una de las muchas cosas que han sido inventadas para creer que, en un futuro no muy lejano, o haciendo una serie de ejercicios o con una droga, todo este problema se termina y seremos lo mejor de lo mejor, no tendremos que hacer esfuerzos para llevar los platos a la cocina, leeremos la mente y haremos el pino-puente con una mano y los ojos cerrados. Eso es lo que nos gustaría ser, unos flojos y solucionarlo todo a toque de varita, que para ficción ya está Harry Potter.
Si ya nos cuesta hacer varias tareas a la vez y hacerlas bien usando el 100% de nuestro cerebro, imaginaos con solo el 20, se nos caería la baba y tendríamos una neurona dando vueltas a lo loco dentro de nuestra cavidad craneal.
Todo este mito comenzó con la mala interpretación de las primeras investigaciones neurológicas donde se descubrió que el 10% de nuestras neuronas se encontraban activas en un momento concreto, otra teoría del inicio de este mito fue por Albert Einstein que dijo que teníamos el cerebro muy desaprovechado.
Obviamente, el cerebro es un músculo y si no se usa, pues no entra conocimiento nuevo. ¿Cuántas veces hemos dicho "tengo ahí un libro sobre algo pero no me apetece" "no me saco el carnet porque soy muy torpe", o cosas por el estilo? Esperamos que el aprendizaje nos llegue por arte de magia y no, para aprender hay que hacer un esfuerzo, prestar atención y echarle tiempo.
Pues eso, que la sabiduría del mundo no está en una pastilla, está aprendiendo y conociendo. ¡Qué nos gusta un milagro!
Os dejo con el trailer. ¡¡¡Disfruten de la peli!!!


Comentarios